Ajuntament de Sant Andreu de la Barca
24/10/2017 09:46:27
Inici | Contacte | Mapa Web
Català | A A A
Sant Andreu de la Barca
Ciutat

Josep Manso y la guerra del Francés (1808-1814) en el Baix

Uno de los personajes que más significó durante la guerra del Francés (1808-1814) en el Baix Llobregat fue el general Josep Manso i Solà (Borredà, 1785 - Madrid, 1863), que alcanzó posteriormente el grado de capitán general del ejército real en los reinados de Ferran VII y Isabel II.

Manso nació en Borredà (Berguedà) y ejerció de molinero al molino de Santa Creu (Borredà), Can Villaura (parroquia de Ripoll) y más tarde al molino de la Aliseda (Barcelona), donde se instaló.

Se distinguió como guerrillero durante la Guerra del Francés (1808-1814), ingresando en el ejército con el grado de teniente de migueletes (1808). En 1809 ya era capitán de una compañía que él había ayudado económicamente a formar.

Enseguida destacó como estratega y fue escalando posiciones, hasta llegar a coronel; siempre por méritos de guerra.

Las acciones de guerra en que participó, por la zona del Baix Llobregat, le confirieron una gran popularidad. Se distinguí en la captura de 34 franceses, con el carruaje y los criados del general Duhesme. En 1811 mandó el Batallón de Cazadores Voluntarios de Cataluña; derrotó a los franceses en el puente de Molins de Rei, a Sant Boi y a la cordillera de las Torretas (Martorell). La principal zona de sus actuaciones militares fue el territorio situado a la derecha del río Llobregat, entre Martorell y Molins de Rei, que incluye Sant Andreu de la Barca y Pallejà.

Hay un "croquis del terreno en que tuvieron lugar en los años 1812 y 1813, laso operaciones militaste dirigidas miedo el entonces Coronel Dn. José Manso, Jefe de la 2ª brigada de la 1ª división del ejército, actualmente Teniente General, Conde de Llobregat" (Editado entre 1815-30 y de 39 x 55 cm.) que refleja las acciones militares donde participó Manso en la zona: Casa Masana, 18 de noviembre de 1812; Sant Feliu de Llobregat, 7 de agosto de 1812; acción entre Sant Feliu y Molins del Rey, 23 de agosto de 1812; Sant Sadurní d'Anoia, 7 de agosto de 1813; pueblo de Pallejà, 10 de septiembre de 1813; segunda acción de Sant Sadurní, 12 de septiembre de 1813.

Mientras duró la guerra, Manso instaló en diversas ocasiones el cuartel general en Martorell. Eso le dio la oportunidad de impedir la voladura del Puente del Diablo el año 1811; una orden dada por el General en Cabeza del Ejército del Principado, Lluís Lacy aluyendo razones estratégicas, que Manso finalmente consiguió anular.

En los frecuentes combates que tienen las tropas comandadas por el general Manso en la zona comprendida entre Martorell y el puente de Molins de Rei, hay que conjeturar que muchas veces tuvo protagonismo el plazo municipal de Sant Andreu de la Barca. Más allá de los anteriormente consignados, en los primeros años de guerra hay menciones explicitados en Sant Andreu de la Barca y en su sitio geográficos mucho concretos del entorno.

Al menos en una oportunidad, los historiadores mencionan a hechos ocurridos en Sant Andreu de la Barca y en otros lugares muy próximos como la Roca de Droc.

"Lo prevenido miedo Manso pondría en movimiento algunas fuerzas de la línea, púas cono fecha del 22 [de junio de 1809], Llaveria, comandante del somaten fijo de Villanueva, da parte en el baile de la misma población, diciendo que el día 20 los francesas le atacaron miedo el lado del Papiol, y habiéndose defendido, las requesón 2 hombres y las hirió nueve, y que siendo nuevamente atacado, el día siguiente [23 de junio de 1809] miedo la mañana, cono 800 hombres, tres cañones y un obús, en el puente de Molins de Rey, tuvo que retirarse miedo la inferioridad del número, masía como el enemigo le hizo retroceder hacia Molins de Rey, con los de Villanueva le mataron 3 individuos, le hirieron veinte y tantos y le hicieron dos prisioneros, que fusilaron, porque entonces no se daba cuartel a los nuestros, hechos que los francesas explicaron en su manera, diciendo que los nuestros en Papiol habían perdido de 5 a 6 hombres, luego, en Martorell de 12 a 15 hombres, entre ellos un aposentado muerto y uno quedo prisionero, sin experimentar el francés más bajas que 2 hombres y dos caballos heridos, y que una compañía salida de Villafranca fue derrotada el 24, quedando prisioneros el capitán, un subteniente y un cazador, y 6 o 7 muertos en lo campo. El P. Herrero no niega que, medio sorprendido, se hubiesen hecho los referidos prisioneros, pero aclara la falsedad del supuesto triunfo, haciendo notar los varios carros de francesas heridos en la misma función que entraron en Barcelona el día 27".

Durante todo el verano y final de año 1809, las tropas francesas intentaron forzar el paso del Ordal, para dirigirse a Vilafranca y Tarragona, muy saliente del puente de Molins de Rei.

En alguno de estos episodios [31 de julio de 1809] se menciona que las tropas españolas, formadas en gran parte por somaten, se hicieron fuertes en Puig Castellar (una pequeña cima de Sant Vicenç dels Horts, de 189 m alto) y Serra Pelada (hoy nombrada Costa Pelada, en Pallejà) y retirándose gradualmente, cabe "las alturas en retaguardia de Pallejà, se reforzaban sobre lo camino de Vilafranca, interceptando así el paso de la carrertera de Vallirana, cubrían las avenidas de Martorell, y se repartían posesionándose de los puntos de Roca de Daroch [Droc], paso del Congost y alturas de Domenech".

Sueño datos extretres de la obra de Antoni Bofarull y Brocá Historia crítica de la guerra de la Independencia en Cataluña (1886).

La actuación guerrillera de Manso tuvo algunos episodios muy celebrados. El 10 de septiembre [de 1813] asalta el castillo de Pallejà donde hay una fuerza francesa importante. El asalto es por la noche, rápido, violento, no da tiempo de reaccionar a las tropas del castillo y cuando ya se ha retirado la tropa española, con 105 caballos, a un oficial y cuarenta prisioneros y con el equipamiento de toda la tropa ocupante, deja los franceses en tal confusión que a causa de la oscuridad, lucharán entre ellos mismos sin darse cuenta que su enemigo es sólo el desconcierto..

Acabada la guerra, Manso fue recibido y felicitado personalmente por el rey Ferran VII en Molins de Rei (1814), quién le utilizó el honor de dejarle servir la mesa.

Josep Manso fue propietario de Can Manso (una masía del siglos XVI - XVIII) de Cornellà, situada en la carretera del Medio, muy cerca del cruce con la carretera vieja del Prat, en la zona de Almeda, casi llindant con el término municipal de Hospitalet. El escudo de armas de Manso está a la fachada de la masía, uno de los más destacados de Cornellà por sus dimensiones, con un cuerpo central de grandes dimensiones. En los laterales se levantan dos cuerpos más bajos, configurando una planta basilical de cinco naves.

Incorporado en el ejército real, Manso aquel mismo año fue nombrado Gobernador de la Ciutadella de Barcelona y fue ascendido a general de brigada (1815).

Ocupó muchos cargos a lo largo de su vida y fue enviado a destinos diversos.

Durante el Trienio Liberal fue gobernador de la provincia de Tarragona. En 1828 fue gobernador de Málaga, y en 1832, de Cádiz.

Durante los reinados de Ferran VII y Isabel II, combatió a los Malcontentos a la Guerra de los Malcontentos (1827) y durante la Guerra de los Set Anys (1833-1840) luchó en las filas isabelinas del bando moderado ocupando diferentes capitanías generales del país.

Fue ascendido a teniente general (1834) y hecho capitán general de Castellà la Vella (1835), y derrotó a los cabecillas carlins Gómez, Merino y Basilio. En 1843 fue nombrado senador, en 1844 fue creado conde del Llobregat y nombrado capitán general de Aragón (1845), de Valencia (1846 y 1847) y de Castilla la Nueva (1847).

Manso se convirtió en una figura muy popular por|para las victorias de sus actuaciones, y por eso recibió el título de Conde del Llobregat y vizconde de Montserrat el 17 de mayo de 1844 por parte de Isabel II.

Recibió igualmente la "Gran Cruz Laureada de San Fernando" (1815), la "Gran Cruz de Isabel la Católica" (1834) y la "Gran Cruz de San Hermenegildo" (1844).

El año 1856 se convirtió en decano de los tenientes generales del Ejército español. Manso fue un hombre de actitud liberal.

Uno de los primeros poemas históricos de Jacint Verdaguer que presentó el año 1866 a los Juegos Florales de Barcelona y con los cuales ganó un segundo accésit al clavel de oro y plata, junto con tres premios más por otras composiciones que presentó. Verdaguer presentó este poema con el título «Al hèroe montano Josep Manso».

Josep Manso, el héroe de la guerra del Francés (1808-1814) en el
Josep Manso, el héroe de la guerra del Francés (1808-1814) en el
Croquis del terreno en que tuvieron lugar en los años 1812 y 1813, las operaciones militares dirigidas por el entonces Coronel Dn. José Manso, Gefe de la 2ª brigada de la 1ª división del ejército, actualmente Teniente General, Conde de Llobregat. El
Croquis del terreno en que tuvieron lugar en los años 1812 y 1813, las operaciones militares dirigidas por el entonces Coronel Dn. José Manso, Gefe de la 2ª brigada de la 1ª división del ejército, actualmente Teniente General, Conde de Llobregat. El
 Versió per a imprimirImprimir