Ajuntament de Sant Andreu de la Barca
24/10/2017 08:03:01
Inici | Contacte | Mapa Web
Català | A A A
Sant Andreu de la Barca
Ciutat

Casa renacentista del Palau
Casa renacentista del Palau

Casa Renacentista del Palau

A la antigua barriada del Palau, en descenso hacia la riera del mismo nombre, a la calle Aneto, núm. 9, se encuentra una casa que conserva dos elementos importantes de la su antigua construcción: una ventana con caracteres correspondientes a la transición del gótico al Renacimiento y un círculo simbólico, esotérico.

La fachada de esta vivienda se adivina sumptuosa, antes de las reformas que se realizaron. Esto se puede apreciar por el volumen de su conjunto y por el enorme trae arcada, de labradas piedras cobrizas, que ocupa buena parte de la fachada. A la parte superior y a la izquierda de esta puerta, podemos observar una ventana decorada con formas geométricas, de alto y bajorrelieve.

Una sencilla articulación de pequeños cuadrados decora los cuatro vértices de esta ventana rectangular. En el centro del dintel destaca un pequeño blasón heráldico, en formato ojival y a su interior un hexagrama, conocido como estrella de David o sello de Salomó, que contiene un círculo: símbolo de la totalidad divina. Se descarta que esta casa fuera construida por judíos, atendido que al dintel de una puerta interior encontramos una cruz. La exhibición del hexagrama fue muy frecuente a los grandes palacios góticos catalanes, que todavía presentan este símbolo hebreo.

En el centro del dintel de otra puerta de entrada secundaria, orientada hacia el mediodía, encontramos un círculo, dentro del cual hay veinticuatro pequeños triángulos, que conforman siete cruces. Desde una distancia de unos veinte metros, estos símbolos trinitarios se muestran dispersos, pero, a medida que nos acercamos, se transforman en elementos cruciformes, todo un juego visual que muestra varios grados de espiritualidad. En cada uno de estos elementos hay una simbología cristiana, pero también esotérica. Esta convivencia de simbología se encuentra habitualmente en fachadas e interiores, ya sea en construcciones monumentales, como por ejemplo palacios o iglesias, o en las más personales, como por ejemplo las mismas viviendas.

Esta casa del Palau fue propiedad de Pere Soler, el consejero en cabeza del Consejo de Jurados de Sant Andreu de la Barca, a finales del siglo XVI y principio del XVII. A él se debe de la redacción de las constituciones juradas. Se trataba, por lo tanto, de la vivienda de un hombre rico que, sin pertenecer a la nobleza, tenía gran influencia en la vida cotidiana de Sant Andreu y también ante la baronía de los Castellvell, a la cual pertenecía la villa.
 

 Versió per a imprimirImprimir