Ajuntament de Sant Andreu de la Barca
24/10/2017 06:01:34
Inici | Contacte | Mapa Web
Català | A A A
Sant Andreu de la Barca
Ciutat

Ermita de Santa Madrona del Palau
Ermita de Santa Madrona del Palau

Ermita de Santa Madrona del Palau

La ermita de Santa Madrona está situada a la barriada o antigua Cuadra del Palau, en uno de los laterales del cuartel de la Guardia Civil y frente al antiguo barrio del mismo nombre. El espacio donde es ubicada ha sido modificado y urbanizado, pero con anterioridad fue una pequeña colina, junto a la antigua calcada romana o camino real. Sabemos, también, que hubo una casa romana, según se desprende de varios hallazgos arqueológicos, como por ejemplo utensilios doméstica de cerámica de varias fases de la colonización romana y que ahora son patrimonio del Ayuntamiento y se custodian como fondo arqueológico.

Podemos deducir que en este asentamiento se veneró alguna deidad y que fue un espacio de culto pagano, más tarde desplazado por el culto cristiano, lo cual dio origen al levantamiento de un nuevo templo devocional. Conocemos también que al espacio que ocupa la actual ermita hubo otra de anterior, de estilo gótico; esta, posiblemente, desplazó otra más antigua. A varios documentos eclesiástica está documentada la construcción gótica y el actual se levanta partiendo de los mismos fundamentos.

Esta ermita fue reformada profundamente el 1882, por el rector Joanico. Consta de una sola nave, con una puerta circular y con el frontal dividido por una línea de bajorrelieve; a la parte superior hay un rosetón, que introduce la luz en el interior de la capilla. A los laterales hay tres ventanas tapiadas, excepto a sus vueltas superiores.

La arquitectura de esta construcción destaca por la sencillez y humildad de sus trazados, tanto compactas como austeros. Los materiales de la masonería son los típicos que se utilizaron en Sant Andreu de la Barca en aquella época y que revisten el edificio de armonía. Por otro lado, estos potentes muros de tipos ruralistas logran su integración en un barrio como el del Palau. Tanto el maestro de obras como padre Joanico percibieron muy bien que la edificación tenía que destacar en su altitud sobre el paisaje de la llanura del Palau.

Esta ermita fue durante centenares de años el elemento espiritual de los vecinos de este barrio. Posiblemente la capilla fue levantada como oratori particular destinado a los barones de Castellvell y sus súbditos. En el interior, un retablo barroco da cobijo a una talla de la patrona de este barrio, Santa Madrona.
 

 Versió per a imprimirImprimir